06 diciembre 2011

Historia del waterpolo

Hay poca documentación sobre los orígenes del waterpolo. Sin embargo, sabemos que el termino "polo" es la pronunciación india de la palabra "pulu," que significa pelota. Por otro lado, el nombre era en realidad utilizado en un entretenimiento para el público durante las largas competencias de natación o las galas, que consistía en dos equipos montados sobre barriles de madera con cabeza de caballo. Estos eran manejados por remos y utilizaban una pelota para convertir los goles, de manera similar al polo tradicional.
Lo que tenemos en realidad, son indicios de que este nació en Inglaterra en la segunda mitad del siglo XIX. En sus orígenes se lo denominó de muy diferentes formas tales como
football in the water o aquatic polo. Durante casi 20 años no existieron normas para jugarlo, los primeros cultores de este deporte formaban equipos de siete, diez e incluso hasta 20 jugadores.





El deporte que dio lugar al waterpolo actual se asemejaba en sus comienzos al rugby, pero jugado en ríos y lagos, y el objetivo era llevar la pelota al lado del oponente. No existían las porterías tal y como las conocemos, sino que había dos pequeñas balsas de borde bajo o en su defecto botes, en donde debían introducir la pelota para anotar. En 1869, una pelota de goma India comenzó a reemplazar a la original, hecha con el estomago de un cerdo. Un año después, el

London Swimming Club desarrolló reglas para que se pudiera practicar rugby en piscinas. Al practicarse en piscinas, comenzó a tomarse a este deporte como una forma de romper con la monotonía de los largos entrenamientos de natación.


Los primeros partidos eran normalmente exhibiciones de fuerza bruta. Rara vez se practicaban pases, pases largos o combinaciones. Cada jugador consideraba que su deber era el de marcar goles sin importarles la posición. El gol era valido cuando se colocaba el balón con dos manos en lo alto del extremo de la piscina. Uno de los trucos favoritos de los jugadores era colocar la pelota dentro de su bañador y sumergirse en el agua turbia (en el caso de ríos y lagos), apareciendo tan cerca de la portería como fuera posible. El jugador debía acercarse demasiado a la portería, el saltaba inesperadamente sobre el portero, al que se le permitía estar de pie en el borde.

El 1 de julio de 1870, en Londres, el

"Times" publica junto con la noticia de la anexión de Bélgica por Francia, una pequeña nota en la cual se comunica que "en la tarde de ayer, en la pileta del West-End, dos equipos formados por siete hombres cada uno, bajaron al agua para medirse en el juego de Foot-Ball acuático". Este fue el primer documento oficial de waterpolo. En el año 1874, el periódico Inglés "Field" también publicó una breve noticia sobre un partido de béisbol en el agua, celebrado en el "Cristal Palace Plunge de Londres" . Por su parte el Times no volvería a ocuparse de este deporte sino hasta el año 1880.





En 1876,

William Wilson de Glasgow-Escocia, que por aquel entonces se desempeñaba como manager de una piscina, fue requerido por el Bon-Accord Swimming Club, en Aberdeen, para que desarrollara un juego acuático para entretener a sus miembros. Entonces el señor Wilson implementó un juego similar al fútbol pero en el agua, en donde los pases y goles sólo podían ser ejecutados con los pies. Esta modalidad resultaba ser sumamente complicada, especialmente en los caudalosos ríos (señalemos que muchos de los clubes de natación en aquella época, se encontraban a la margen de los mismos). Por tal motivo, las reglas fueron cambiadas para utilizar las manos.


El primer encuentro bajo este reglamento se realizó durante ese mismo año para conmemorar la apertura de la piscina del Sr. Wilson la
"Victoria Baths", en donde se enfrentaron los equipos representativos de Victoria y el seleccionado de Escocia del Oeste. Este fue el primer encuentro "Serio", en un campo de juego delimitado, con un árbitro y dos jueces de gol y dos equipos compuestos por siete jugadores cada uno (aunque el reglamento preveía once contando los suplentes).


También fue utilizado por primera vez en aguas abiertas en 1877, en un partido efectuado en el río Dee. Este encuentro tuvo una duración indeterminada. Los cronistas de la época afirman que el partido finalizó cuando la pelota quedó inservible.
En estas primitivas reglas se establecía que los equipos estaban formados por once jugadores y el campo de juego medía 40 x 60 yardas (36,6 x 54,9 metros). En los extremos estaba colocado un bote que funcionaba como línea de gol. La pelota (de goma) era colocada en el centro del campo y a la orden del árbitro, los jugadores se lanzaban en busca de la misma, quedando en el bote solo el arquero.
En 1880 en Escocia, la introducción de los cambios en la regla del estilo

"Trudge" permitió hacer el juego más rápido. El juego cuyo estilo era similar al del rugby pasó a parecerse más al del fútbol. La pelota se cambio a una de cuero de la asociación de fútbol. Los jugadores podían solo ser tomados si tenían la pelota en la mano, y no podían tocarla con las dos manos a la vez.


En ese mismo año, los equipos de Inglaterra y Escocia se enfrentaron por primera vez, pero, curiosamente, se regían bajo diferentes reglas, por lo que la
"London Swimming Association" no reconoció como oficial a este deporte hasta 1885, cuando se unificaron los reglamentos existentes. Por consiguiente se estableció la obligación de que todos los federados lo aceptaran tal y como estaba redactado. El mismo se basaba en once únicos puntos muy genéricos que son los siguientes:


Reglamento Oficial de la London Swimming Association (1885)

1.- Duración del partido: 20 minutos
2.- Los capitanes acuerdan por sorteo la elección de las porterías.
3.- Al inicio del partido, el árbitro lanza la pelota al centro del campo de juego. Todos los jugadores entran al agua inmediatamente, excepto el portero, por su respectivo lado. El portero debe continuar fuera del agua para defender la portería de la mejor forma.
4.- La pelota ha de pasarse de un jugador a otro y conducirla por sobre o debajo de la superficie del agua hacia la portería contraria.
5.- Cada jugador no puede interferir con el portero, ya sea dentro o fuera del agua o sujetar a sus oponentes de cualquier manera, excepto si el portero o algún jugador contrario están en posesión de la pelota. En el caso de que algún jugador inflingiera esta regla, se concederá un tiro libre desde el lugar donde sucedió la falta.
6.- Un gol será obtenido, cuando la pelota sea depositada con ambas manos en la plataforma flotante o la barca prevista a tal efecto.
7.- Si durante el partido la pelota se va fuera del campo de juego, el árbitro concederá un lanzamiento contra el equipo que la desplazara fuera, pero si va sobre la barca, se indicará un saque de meta, que deberá ejecutar el portero, desde la plataforma flotante.
8.- El árbitro, pitará inmediatamente después de conseguir un gol y el partido se detendrá en ese momento, para reiniciar será necesaria la reorganización de los equipos.
9.- Los equipos cambiarán de portería (de campo) en la mitad del partido.
10.- Cuando un competidor que haya sido convocado para formar parte de un partido de Waterpolo no se presente, perderá los posibles premios en el caso de ganar el partido. Tampoco podrá reintegrarse al equipo una vez que el partido haya iniciado.
11.- El árbitro tiene plenos poderes. En caso de duda, el árbitro decide sobre todas aquellas circunstancias no previstas en el reglamento.

Este reglamento tan superficial, se mantuvo hasta 1888, año en el que se constituyó una comisión con el objetivo de revisar el reglamento y de preparar los primeros campeonatos. En esta ocasión se creó el arco (que era una caja de diez pies por tres de alto), y se estableció que los jugadores no podían lanzar el balón apoyándose con uno o ambos pies en el fondo, sino que debían estar flotando o nadando, naciendo de este modo los lanzamientos de larga distancia.
En 1886 fue creada una competencia por los clubes del Oeste de Escocia, de esos eventos hoy sólo perdura un trofeo, el cual lleva la legenda

"Aquatic Football" en vez de waterpolo. En 1890, se realiza el primer encuentro internacional oficial bajo el nuevo reglamento, entre los combinados de Escocia e Inglaterra. Este partido fue jugado en "Kensington Baths" en Londres, terminando con el triunfo de los Escoceses por 4 goles a 0.


Durante esta época, en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda nacieron muchos clubes de waterpolo, que contribuyeron notablemente al desarrollo de este deporte.
En 1888, Estados Unidos fue el siguiente país que practicó el waterpolo y el primero del continente Americano, cuando John Robinson, un entrenador de natación ingles, organizó un equipo en la

Boston Athletic Association. Dos años después, J.H. Smith y Arnold Heilban creó un equipo en el Sydenham Swimmers Club (más tarde en el Metropole AC) en Providence, Rhode Island. Al final de 1890, el New York Athletic Club (NYAC) adoptó el juego.


El primitivo juego americano se practicaba al antiguo estilo inglés, pero pronto desarrollaron un estilo propio, con características americanas claramente diferenciadas. Era un juego de formación cerrada y "melés" violentas; uno de los deportes más duros jamás practicados. Se podía sumergir el balón y tomarlo con ambas manos. Los jugadores tomaban al contrario por donde querían, bloqueándolos con técnicas de lucha y olvidándose del balón. Era
"la ley del mas fuerte". En la mayoría de las luchas bajo el agua los jugadores se soltaban cuando uno de los dos quedaba sin sentido.





Los jugadores flotaban en la superficie o eran sacados del agua para reanimarlos. En muchas de las disputas bajo el agua, los hombres soltaban al otro cuando este ya yo podía aguantar más la respiración. Los jugadores a menudo flotaban en la superficie o eran sacados del agua necesitando ser reanimados.
Como las piscinas americanas eran en su mayoría cubiertas y por tanto pequeñas, los jugadores de waterpolo siguieron jugando de acuerdo con sus reglas, incluso después de aprender las
"nuevas" reglas inglesas. L. de B. Handley dijo "No hay lugar para hacer pases sobre el agua" . Uno de los cambios realizados al reglamento, consistió en reemplazar los botes o plataformas (arcos) por una marca pintada en las paredes, en donde los jugadores debían tocar dicha marca con la pelota sostenida en su mano.


La primera competición americana tuvo lugar el 28 de Enero de 1890, en Providence, donde el
Sydenham Swimming Club ganó a la Boston Athletic Association, por 2-1. Con el cambio de siglo el waterpolo se convirtió en uno de los deportes más seguidos en Estados Unidos.


El waterpolo llega a Hungría en 1889, a Bélgica en 1890, a Austria y Alemania en 1894, y a Francia en 1895. Se incluyo en los Juegos Olímpicos de 1900 como deporte de exhibición en la Olimpiada de París. Solo participaron equipos profesionales y Gran Bretaña gana a Bélgica en la final por 7-2. Un club francés consiguió el tercer puesto. Es importante destacar, que junto con el fútbol, el waterpolo fue el primer deporte por equipo incluido en los Juegos.

En 1908 George W. Hern funda la Federación Internacional de Aficionados a la Natación, el Polo Acuático y el clavado (FINA) y se intentó fijar oficialmente las reglas internacionales del juego sin mayores éxitos.

Durante ese mismo año el waterpolo se introdujo en España a través de Barcelona. Precisamente, en las playas de esa ciudad se jugó el primer partido, dirigido por Bernard Picornell.



En los Juegos de St. Louis de 1904, Estados Unidos fue el único país participante. Alemania estaba interesada en participar pero desistió tras descubrir que se iba a utilizar el estilo americano en vez de la versión europea o anglo-escocesa. En tal ocasión sólo participaron tres equipos del país anfitrión, siendo la única vez que los Estados Unidos ganara la medalla de oro.
En años posteriores los británicos siguieron dominando el juego europeo y olímpico, ganando títulos olímpicos en 1908 en Londres, en Estocolmo en 1912 y en Amberes en 1920.

En 1911, se realizó un progreso decisivo en el juego cuando la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA) hizo obligatorias las reglas anglo-escocesas para todos sus miembros.

Es justo afirmar que no fue hasta la VII Olimpiada de Amberes de 1920, cuando doce naciones competidoras, hicieron al deporte verdaderamente popular e internacionalmente representado. Incluso entonces, los alemanes, austriacos y húngaros no podían participar porque estaban involucrados en la Primera Guerra Mundial.

A partir de 1928, primero Alemania y después Hungría comenzaron a dominar el waterpolo internacional, periodo que concluyo en la década de 1980, cuando Yugoslavia, Estados Unidos, USSR, Italia y España se convirtieron en equipos muy competitivos.

Por su parte los países soviéticos no comenzaron a participar en campeonatos internacionales oficiales hasta el año 1947, en que la Federación de Natación de la URSS fue admitida como miembro de la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA). Por tal motivo los países socialistas sólo competían entre ellos.







A continuación podemos observar el Medallero Olímpico desde el año 1896:

Año






Lugar







1900







Paris







GBR







BEL







FRA







1904







St Louis







NY A.C.







Chicago A.C.







Missouri A.C.







1908







Londres







GBR







BEL







SWE







1912







Estocolmo







GBR







SWE







BEL







1920







Amberes







GBR/IRL







BEL







SWE







1924







Paris







FRA







BEL







USA







1928







Ámsterdam







GER







HUN







FRA







1932







Los Ángeles







HUN







GER







USA







1936







Berlín







HUN







GER







BEL







1948







Londres







ITA







HUN







NED







1952







Helsinki







HUN







YUG







ITA







1956







Melbourne







HUN







YUG







URSS







1960







Roma







ITA







URSS







HUN







1964







Tokio







HUN







YUG







URSS







1968







México DF







YUG







URSS







HUN







1972







Munich







URSS







HUN







USA







1976







Montreal







HUN







ITA







NED







1980







Moscú







URSS







YUG







HUN







1984







Los Ángeles







YUG







USA







Alemania Oc.







1988







Seúl







YUG







USA







URSS







1992







Barcelona







ITA







ESP







Equipo Unificado







1996







Atlanta







ESP







HUN







ITA







2000







Sydney







HUN







RUS







YUG







2004







Atenas







HUN







SCG







RUS



LA EVOLUCION DEL WATERPOLO

A finales de 1948, después de los Juegos Olímpicos de Londres, la Federación Internacional de Natación (FINA), hizo algunos cambios en el reglamento, por lo que, a partir de 1949, fue un deporte más rápido y vistoso. Provocó la llamada "revolución física del waterpolo".


La primera revolución del waterpolo fue en el '49, la cual reclamaba que el poder físico era primordial sobre la técnica y la táctica, por lo que el juego fue más rápido. Esta reestructuración obligó a las escuadras a ser más competitivas, formando jugadores más audaces, resistentes y, sobre todo, excelentes nadadores. Así, quedaban atrás los jugadores "estáticos".

Este reglamento fue inspirado en el sistema sudamericano, donde se destaca la supresión de la regla inmovilizadora de los jugadores cuando el tiempo se encuentre parado por señalización de faltas. Esta modificación surgió a partir de la propuesta de la delegación Argentina que participó de los juegos de Londres; el plantel argentino completado con dos uruguayos y un chileno, tiene el mérito de haber demostrado la forma en que se aplicaba el reglamento en Sudamérica ante el consejo de Wembley.

Hasta estos años el desarrollo del waterpolo en el plano técnico fue bastante lento. Los jugadores sólo se especializaban en una posición determinada y no era común encontrar a un defensor participando de alguna jugada de ataque, esto planteaba un encuentro extremadamente estático y poco vistoso.



Dos años después, en el Congreso organizado por el Consejo Internacional de Waterpolo en Roma, se resolvió aprobar la moción presentada por Argentina en Wembley.

En 1966 hubo una segunda revolución, que propuso que la técnica es más importante que la táctica. El caso es que a pesar de que los jugadores estaban físicamente completos, su técnica era deficiente, por los pases que hacían tanto ofensiva y defensivamente. Con un nuevo entrenamiento, los waterpolistas ya no eran solo fuertes, sino también hábiles.

Después de la olimpiada de Montreal '72 se produjo una nueva revisión del reglamento, con lo cual se inició la tercera revolución ("táctica"), donde se instauró definitivamente el doble arbitraje y desapareció el concepto de la realización de 'tres o más faltas'. Con esto, las acciones ofensivas mejoraron considerablemente. Al mismo tiempo, apareció la defensa personal y el entrenamiento táctico-estratégico que demostró que lo físico y lo técnico no son determinantes en la victoria final, mientras que la táctica sí.




EL DESARROLLO DE LA ACTUAL PELOTA DE WATERPOLO


Desde las Olimpiadas de 1912, la pelota de waterpolo era un balón de cuero de fútbol que absorbía el agua y se volvía extremadamente pesada, resbaladiza y deforme cuando se mojaba. Tras las Olimpiadas de Berlín en 1936, James R. Smith (USA) diseño una pelota de waterpolo hecha con una cámara (más tarde sustituido por nylon para mejorar su rendimiento), y una cubierta fabricada de goma. Las nuevas pelotas eran rojas, pero en 1948 se adoptó el amarillo para una mejor visibilidad. Aunque la pelota se estuvo usando durante mucho tiempo y tenia mejores cualidades de manejo, permitiendo un juego más rápido y mayor número de goles (lo que incrementaba el interés del espectador) no se convirtió en el balón olímpico oficial hasta 1956.


Recopilación Histórica realizada por Lic. Marcelo O. Castelo con la siguiente Bibliografía y Colaboración:


Juguemos Waterpolo
- Revista del Centro Italiano Venezolano - Enero 1972

Curso de Waterpolo
- Perluigi Gardini - Bonaventura Canino - 1996 Editorial de Vecchi

Polo Acuático
- I.V. Vrzhesnevsky - P.V. Sajnovsky - 1976 Editorial Pueblo y Educación - Cuba

The Complete Book of Water Polo
.- Hale, Ralph (ed.). - New York: Simon & Schuster, Inc., 1986.

Página Web del "Club de Waterpolo Anglés" - España
Página Web de USWP - United State Water Polo
Página Web de Waterpolo en Saskatchewan - Canadá
Página Web de la Asociación Deportiva Andaluza de Waterpolo
Página Web de Universidad de Queen's - Belfast - Irlanda

Sr. Osvaldo "Pacha" Codaro





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada